Pedro Casariego Córdoba (Madrid, 1955-1993)

 

Biografía

si

  alguna

       vez

          muero

quiero azaleas encima de mí

quiero una ausencia de cruces

azaleas encima de mí

si

  alguna

       vez

         vivo

quiero azaleas para mis brazos

quiero agua para las flores

estrellas encima de mí

 

Pedro Casariego Córdoba (Pe Cas Cor, Madrid, 1955-1993), poeta y más tarde también pintor, se dedicó a la escritura entre 1974 y 1986. En 1989 contrajo matrimonio, y desde entonces, en los periodos en los que se sintió capaz, comenzó a producir su obra pictórica, llegando a superar el centenar de lienzos, algunos completamente independientes y otros incluidos en series, como la de las Manos, la de los Monstruos, la de las Mesas y la de los Muebles. El 6 de enero de 1993, concebido como regalo a su hija Julieta, terminó Pernambuco, el elefante blanco, cuento ilustrado con el que dio por finalizada su obra gráfica y escrita. Dos días después, se suicidó. Se han publicado varios de sus libros formados por poemas que se encadenan argumentalmente, de tal modo que constituyen una narración: El hidroavión de K., (Ave del Paraíso, 1994), La risa de Dios, (El Paseante, nº1, invierno de 1985), Maquillaje. Letanía de pómulos y pánicos (Editora Nacional, 1983), La voz de Mallick (Diputación Provincial de Huelva, 1989), y DRA, (Colección Privada, 1993). Aún permanece inédito La canción de Van Horne (1977). Muchos de sus poemas han aparecido en diversas revistas y antologías, entre ellas Después de la modernidad (Anthropos, 1987), Ocho poetas raros, (Ardora, 1992) y Poesía espanhola de agora / Poesía española de ahora, (Relógio d’Agua, Lisboa, 1997). Posteriores a 1986 son la mayoría de sus dibujos, algunos acompañados por textos, tiernos o irónicos, duros o humorísticos, como los que dan cuerpo a La vida puede ser una lata (Zigzag, 1988; Árdora, 1994; traducción francesa en Le Nouveau Commerce, 1996) o a los Cuadernos Amarillo, Rojo, Verde y Azul (Árdora, 1998). Verdades a medias (Espasa, 1999) es una antología de sus textos en prosa. En Poemas encadenados (1977-1987) (Seix Barral, 2003) se recoge toda su obra poética a excepción de una serie de primeros poemas, inéditos, englobados bajo el nombre de "Poemas Apaisados del Caballero Inmaduro".

Desde que murió, todas mis novelas se abren con una cita suya, y siempre que he podido, la ilustración de cubierta es también de su mano. Pero el libro en el que las referencias a él son mayores es La primavera corta, el largo invierno, en el que le hago una especie de retrato emocional, una interpretación sentimental que nada tiene de biografía novelada, aunque no faltan algunas anécdotas que vivió, o que vivimos juntos. Además, el libro está salpicado de versos de Pedro que el protagonista piensa o escribe y que contribuyen a dibujar el mapa espiritual de un personaje capaz de apreciar la belleza de las cosas, pero también de abismarse en la desesperación y el dolor.

Más información en www.pedrocasariego.com.