Nieve al sol: entrevistas  

Martín Casariego

Por Juan Vilá. GQ, octubre de 2004

 

–Nieve al sol es una historia doble de amor, pero por debajo de todo ello, también hay muchos elementos de novela negra (el crimen, la mujer fatal...).¿Estás de acuerdo con esta definición?

No del todo, pero no lo estaría con ninguna, ni siquiera con la que yo pudiera dar. Nieve al sol tiene algo de eso, sí, pero más que una mujer fatal hay un hombre fatal, las historias de amor son muy diferentes por su propia naturaleza, los elementos de novela negra están presentes únicamente en la parte de Madrid, y he pretendido (por estilo y estructura) que la novela se aleje de lo que suele ser la novela negra, y se adentre en un campo más literario.

–Roma es un personaje más de la historia y precisamente es en esta ciudad donde empezaste a escribirla. ¿Fuiste a Roma para documentarte y ambientarla o la idea surgió allí?, ¿mantienes con esta ciudad la misma relación de fascinación-horror que Rafael, tu personaje?

Fui a Roma con una idea, aunque poco clara, de lo que sería la novela. Allí estuve seis meses con una beca, la historia fue creciendo y cambiando. Y sí, tengo en cierto modo esa relación de fascinación-horror con Roma, una ciudad única y llena de vida, pero las ruinas, las obras de arte, edificios e iglesias constantemente te hacen pensar en el tiempo, en la muerte...

–¿Te gustaría que Nieve al sol fuera llevada al cine? Y de ser así, ¿te gustaría escribir tú mismo el guión?, ¿cómo has vivido otras adaptaciones de novelas tuyas al cine?

Sí, me gustaría, pero creo que sería difícil de adaptar, habría que hacer bastantes cambios, y ahora mismo no sabría decir cuáles. Si lo viera claro, sí me gustaría escribir el guión. "Y decirte alguna estupidez, por ejemplo, te quiero" y "Tú qué harías por amor" (adaptación de El chico que imitaba a Roberto Carlos) son muy diferentes. Las dos tienen aciertos y errores (de los que yo participo). Lo difícil del cine es que no se puede rectificar, corregir, repetir una semana de rodaje. Nieve al sol la he reescrito entera, durante un año, porque lectores amigos me hicieron ver que la versión que yo creía definitiva estaba llena de errores... Eso no se puede hacer en el cine.

–Respecto a tus novelas anteriores, ¿qué crees que aporta y que supone Nieve al sol?, ¿una continuación, una evolución, un punto de inflexión...?

En mis novelas he visto siempre algo de evolución, más que de continuación o de punto de inflexión. En el caso concreto de Nieve al sol, es muy diferente de mis otros libros, pero también es cierto que tiene elementos de Mi precio es ninguno (por ese aire de novela negra al que aludías) y de La primavera corta, el largo invierno (por su búsqueda estilística, los capítulos de tiempos diferentes que alternan, la amplitud de los temas que trata...). Tiene muchos ingredientes. Espero que el sabor sea bueno.